martes, 30 de octubre de 2018

Apócrifo de Quevedo- Poemas de Manuel López Azorín






Quevedo y el Humor



En la Torre de Juan Abad (Ciudad Real), lugar donde Francisco de Quevedo pasó la última etapa de su vida se celebró  un homenaje   en torno al poeta que supo cultivar todos los géneros literarios,Don Francisco de Quevedo y Villegas, con una exposición y un estupendo catálogo, en el que han colaborado  ilustradores y escritores. 




 Participaron más de 90 ilustradores, desde Antonio Fraguas (Forges), que ilustra la portada, hasta la contraportada realizada por Joaquín Aubert (Kim) encontramos, entre otros,  a Gallego y Rey, Alfredo, Fernando Corella, Marisa Babiano, José Antonio Fernández (Fer), Jorge Arranz,   Fernando Villar, Paco Roca,  Joan Mundet,  Jaume Capdevila (Kap),   Mamuel Sanchez Nerja,  José Luis Castro Lombilla, José López Rivera (Farruqo), Cels Piñol, Diego Doblas (Diego),  Rubén Jiménez (El Rubencio), Paul Coulbois, Máximo Vento,  Miguel Repiso (Rep)Y un largo etcétera de buenos ilustradores junto a escritores y poetas como, entre otros,  Andrés Neuman, Juan Goytisolo, Fernando Savater, Pablo Jauralde, Juana Vázquez Marín, Luis Alberto de Cuenca, Roger Moore, Luis Martinez de Mingo, Luis Landero, Raúl Guerra Garrido, Rogelio Blanco Martinez, María Dueñas, Carlos Álvarez, Rosa Regás, José María Merino,   José María Balcells, Antonio A. Gómez Yebraque nos ofrecen a un Quevedo de de ayer y de hoy como, tal y como señala el escritor Antonio Gómez Rufo: "Excusa magnífica para rendir homenaje a don Francisco de Quevedo, que supo convertir el humor en un espejo fiel de la verdad. Como tantos humoristas aquí presentes. (…) Unos textos de escritores y poetas de buen hacer e ingenio adornan los dibujos, completándolo todo."

Mi colaboración en este Homenaje a Quevedo fue la de escribir expresamente para este catálogo cinco sonetos que incluyo aquí con este título tan largo. Fue la publicación y el Homenaje en 2012.

Apócrifo de Don Francisco de Quevedo y Villegas, Caballero de la Orden de Santiago y Señor de la Torre de Juan Abad que hacia el final de su vida reflexiona, sobre parte de lo vivido y de lo escrito, retirado en esta villa manchega, en la casa que perteneció a su madre.

                                                                                                                   Aquí me sobra los días 
y los años fugitivos
parece que en estas tierras
entretienen mi camino.
-Francisco de Quevedo-
                                                                                                                                                                                          
                                                                            
                       I

He  vivido una vida turbulenta,
ha sido belicosa y agitada;
pero, también, de amor ensimismada,
la viví con humor y no fue cruenta.

La vida, aunque fugaz, nos alimenta
y aunque estuvo la mía encarcelada
no se dejó vencer malhumorada
y en los sueños que tengo se sustenta.

Porque la muerte acecha y no se quiere
hacer frente a su oscura certidumbre
trocamos el dolor por la sonrisa.

Aunque la vida duela se prefiere
el fuego de la vida y, en su lumbre,
entre el gozo y la chanza, arder sin prisa.

                    II

En verso o prosa, siempre, mi escritura,
ya emplease mi pluma enamorada
o fuese con humor o emponzoñada…
se ha de saber que anduvo a gran altura.

Si mi vida en Madrid, gozo y tortura,
fue del celo a la envidia encadenada
por vates, botarates, gran camada
que. blasón o ignorancia, la hizo dura,

ahora mi descanso aquí, en la Torre
de Juan Abad, de todo mal me cura
y escribo sin rencor ni envenenado.

Aquí vuela mi pluma, salta, corre
para atrapar la vida y la dulzura
de este tiempo final al que he llegado.

                    III
Lo mismo que llegué a La Perinola,
sátira Para todos, divertida,
tan breve como breve es esta vida,
eficaz y sincera. Y ella sola,

la eficaz, divertida  Perinola,
me trajo el mal libelo de unos cuantos,
no el licenciado Lebruno, sí otros tantos,
me llamaron bufón (creció la bola),

doctor en desvergüenzas, suciedades,
de vicios catedrático… Fue tanto
lo que de mí se dijo…. No hice caso,

yo escribo lo que siento, mis verdades.
Me dicta el corazón, y lo que canto
fruto es siempre de amor o de fracaso.
                   IV

Enamorado de la vida y de sus cuentos,
del concepto, palabra que lo expresa,
de la sorna sagaz, crítica gruesa,
de los significados que son cientos,

de los verbos que ofrecen mil ungüentos
para sanar de males que hacen presa
en un cuerpo, y un alma que no cesa
de expresar, entre sornas, sus lamentos,

de pensar que la vida es un suspiro,
una broma de gusto muy dudoso,
una estancia tan dulce como amarga.

Y así, aquí, en esta Torre, pienso, miro 
y escribo de la vida, aún animoso,
lo que me da la vida: amor y carga.

                          V
   
Carga que aquí en “la aldea” ,ahora, espero
endulzar la memoria, el universo
–con el sabor del tiempo joven, terso –
de aquello que fue  ayer y ya es postrero.

Tal vez como yo quise no fui; pero
llevé la vida que llevé y mi verso
tocó el cielo, la luz, y quedó inmerso
en un fulgor eterno y verdadero.

 Isabel, Amarilis, Tirsis, Flora…
¡Floris, Lisis, que mal el de Esperanza!
 Sí, no fui en amor afortunado

Desde esta villa en que descanso ahora,
con el recuerdo abrazo la esperanza,
al menos… seré "polvo enamorado."

                                              29 de octubre  de 2011

  
                       Manuel López Azorín

lunes, 29 de octubre de 2018

UN sueño hecho realidad Poemas de Manuel López Azorín





UN SUEÑO HECHO REALIDAD


 En 1999 el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes publicó un cuadernillo con el Romance de la fundacion del pueblo. Un romance que escribí en 1998 titulado Un sueño hecho realidad (Romance de la fundación de un pueblo llamado San Sebastián de los Reyes). Ese mismo años el compositor Jesús Vioque y yo hicimos, por encargo de alcaldía, el Himno de San Sebastián de los Reyes, un pasodoble que se estrenó en el T.A.M.(Teatro Adolfo Marsillach)  interpretado por la Banda de Música y cantado por la Coral de San Sebastián de los Reyes. También se leyó este Romance  por la poeta Carmina Casala y yo. El acto se celebró el 2 de mayo de 1998. Veinte años después , también en el TAM, para celebrar ese vigésimo cumpleaños volvió a interpretarse el Himno por la Banda de música y a cantarlo la Coral de Sanse, con la variante de que la lectura del Romance la hicimos el cronista del pueblo Santiago Izquierdo y yo.


UN SUEÑO HECHO REALIDAD




(Romance de la fundación de San

Sebastián de los Reyes en  1492)



Al nordeste de Madrid
–ya  el medievo desgajado
por la guadaña del tiempo
del cielo al suelo mirando–
las tierras, desde Alcobendas
a Torrejón de Velasco,
San Agustín, Fuente el Fresno,
Cobeña  y sus aledaños...
son de un principal del reino
señor de montes y campos,
de arroyos, ríos, dehesas
y mesnadas a su cargo.
Dueño y señor de horizontes
perdidos tras de los álamos,
los majuelos,encinares,
madroños, espinos, pájaros…
y dueño sin serlo, dueño,
de hombres y ajenos ganados.

Todo era oscuro aquel tiempo
de servidumbres y cambios
y la tierra –rica y dulce
como la miel para el amo-
era nido de vencejos
en las almas y en los prados
Así fue la Historia entonces
de nobles, reyes,vasallos:
reyes y nobles luchaban
por la conquista del mando
y la claroscura  sombra
en el pensamiento llano
con el saber detenido
en la quietud de los claustros.

Los góticos alcanzaban
los cielos iluminados
y las espadas, sangrantes,
por el poder... cercenaron.
En las aldeas andaban
a su menester vasallos
lejanos de los saberes
y de las luchas lejanos.
Eran siervos de la gleba
los hombres de los que hablo,
labriegos y ganaderos,
hombres honestos, honrados.

Servidores de un señor
noble, principal hidalgo,
que por orgulloso vieran
proceder como villano.
Se cuenta del caballero
–deudor de sedas y paños
y según dicen, también,
de corrupciones armado–
que ante el Concejo furiosos,
el pago le reclamaron.
Más orgullo que nobleza
debió tener el hidalgo
y escrito está que,por culpa
del principal, requisaron
vecinos a otros vecinos,
para el pago, su ganado.

Antes tales injusticias
y viendo su honor dañado
decidieron unos hombres
alejarse del hidalgo.
En el Ejido – no lejos –
junto a una ermita de un santo
levantaron sus cabañas
con retamas y carrasco.
El sueño de fundar pueblo
en todos se fue sembrando
y floreció la esperanza
como florecen los campos

Mas no queriendo aceptar
el principal de Velasco
ni sueños ni libertades
de aquellos, los sus vasallos,
azuzó el noble a vecinos
contra vecinos hermanos.
Pedro Rodríguez “el viejo”
–a quien todo requisaron –
junto con Martín García
y unos cuantos agraviados
hiciéronle frente al noble
con voluntad y con ánimo.
Mas, siendo como eran todos
Hombres de paz, acordaron
pedirle ayuda a quien puede
darles el sueño soñado.
 
Una cédula real
hubo bien encomendado
proteger  “los homes buenos”
bajo aquel real mandato.
      (Derechos de realengo
        sueño y libertad forjaron
        en un tiempo de intereses
        para mantener los rangos.)
El principal caballero,
noble señor, muy airado,
ordenó ir a su mesnada
para quemar a su paso
pertenencias y cabañas
y los hombres apresando.
Cansados, desasistidos
y con los sueños quebrados,
sabiendo que el mismo rey
–a Madrid encaminado –
iba a pasar por el puente
de  Viveros, le esperaron.
Le hablaron del caballero,
de su poder, sus agravios,
de sus cabañas quemadas,
de los hombres apresados...
Del realengo derecho
a la protección dictado
para los hombres de bien
del Monarca Soberano...
Le hablaron de sus pesares
y del sueño, tan soñado,
de fundar un nuevo pueblo
protegidos de su mano
y en el puente de Viveros
el mismo rey Don Fernando
-“por ser cosa buena e justa”-
permiso dio de fundarlo.
Ordenando el  rey al noble
libertades de inmediato,
y a la Villa de Madrid
y a su Concejo el cuidado,
partió dejando el aviso
de jamás importunarlos.

Ya se marchan los vencejos
del corazón y del árbol
y cantan los ruiseñores
en el alma, y por los prados.
Huyen los tiempos de sombra,
otros llegan  alumbrando.
renacen mirando al hombre
y se abren todos los claustros.
Gramática castellana
lleva Nebrija en las manos
y por Granada va el agua
de las acequias llorando.
Tras de la mar, otro mundo
y tras él  un nuevo canto
donde se mira Castilla
con los ojos entornados.

Bajo Madrid protegidos,
por Isabel y Fernando,
Pedro Rodríguez “el viejo”
y todos los que soñaron,
edificaron de nuevo
-junto a la ermita del santo-
sus cabañas de esperanza,
de retamas y carrasco.
Sucedió en mil cuatrocientos
y noventa y dos, por mayo.
Un nuevo pueblo nacía
-por voluntad de unos cuantos
hombres de temple y de paz
que libertades soñaron
y fue en el año siguiente
primer Concejo formado.

Era un catorce de enero
y aquel día celebraron
el sueño de hacer posible
aquel pueblo que soñaron.
Diéronle por nombre al pueblo:
San Sebastián  - el del santo -
y añadieron: de los Reyes,
por Isabel y Fernando.

Así fue como nació…
y así es como lo contamos.

Publicado  por el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes
20.000 cuadernillos que se distribuyeron entre los vecinos
Navidad de 1999
Manuel López Azorín

                             Nota del autor




El 2 de mayo de 1998 fue la Fecha de la lectura pública de este romance (Leido por la poeta Carmina Casala y el autor) y del estreno del Himno (Interpretado por la Coral de San Sebastián de los Reyes y dirigidos, en esta ocasión no por Fernando Terán, su director, sino por el autor de la música, Jesús Vioque)) en el Teatro Auditorio  “Adolfo Marsillach” de este pueblo ya, con vocación de ciudad, que es San Sebastián de los Reyes y que para todos los que vivimos en él y lo sentimos como nuestro, aunque en mi caso y en el de otros muchos sólo seamos “hijos adoptados”, recibe, desde hace muchos años ya, el apelativo coloquial, cariñoso y entrañable de “Sanse” .



La fecha de inicio de este romance fue en enero de 1998, antes hubo unos meses de documentación, a través del  Archivo municipal, gracias a la amable ayuda del archivero Santiago Izquierdo, que me hizo conocer documentos y los diferentes libros sobre la historia de “Sanse”. Santiago me proporcionó libros de Leopoldo Jimeno y de Laureano Montero, libros que leí con interés pues eran la crónica de este pueblo y de su historia a lo largo del tiempo.

Mi agradecimiento también para  “Doro”, cronista de San Sebastián de los Reyes, porque la lectura de su obra me hizo saber más de este lugar en el que vivo ya cerca de treinta años, aunque lo conozco por haber comenzado a visitarle desde mediados de los años sesenta. Entonces, junto con unos amigos, nos acercábamos a “Sanse” para disfrutar de sus fiestas y especialmente de sus “Encierros” (Conocidos entonces y y reconocidos ahora como un acontecimientos de prestigio y de buen hacer por todos)

La conclusión de este romance fue a finales de febrero del año 1998. La finalización del Himno  -la música- por parte de  Jesús Vioque, fue el  2 de marzo  de 1998. La letra de este Himno surge a través de este romance y se funde con la música de Vioque, definitivamente, durante el mes de marzo. Después, naturalmente, de trabajar ambos música y letra  y decidir que queríamos contar (Y cantar) y cómo lo queríamos ofrecer a San Sebastián de los Reyes.
                                               
 Manuel López Azorín 

domingo, 28 de octubre de 2018

GATO : Poemas de Manuel López Azorín





GATO

Incluyo aquí  unos poemas que no pertenecen a ningun libro mío publicado pero que fueron editados en libros donde participaban varios autores.

Gato es el título de este poema, una décima, que se incluyó en la antología Gatos, Gatos, Gatos publicada en 1999 por Ediciones Eneida, Antología en la que colaborábamos unos 75 poetas, entre ellos  Francisca Aguirre, Luis Alberto de Cuenca,Ángel García López, José Hierro, Rafael Morales, Pedro J. de la Peña, Juan Vicente Piqueras, Manuel Ríos Ruiz...

Este es el poema: Gato

Fue salvaje y es doméstico 
-mas  sólo después de Grecia-.
Se le odia o se le aprecia 
y es más tróqueo que anapéstico.
Para el medievo dantesco  
y en el Egipto divino.
Infierno o cielo, su sino
como el del hombre produjo
-Del inquisidor al brujo-
mucha historia y cuento chino.

                     Manuel lópez Azorín
              De la antología Gatos, Gatos Gatos
                               Ediciones Eneida 1999

domingo, 27 de noviembre de 2016

Antonio Gala: Presentaciones de "Sonetos y otros poemas" y "TERTULIAS DE AUTOR" Autor invitado: Antonio Gala




Presentaciónes de SONETOS Y OTROS POEMAS
                                     de Antonio Gala
                              (Selección y prólogo de Manuel López Azorín)


Casa del Libro. C/ Fuencarral. Madrid

El 9 de septiembre de 2016 presentamos por primera vez el libro de Antonio Gala Sonetos y otros poemas en La casa del Libro de la calle de Fuencarral de Madrid.


De izquierda a derecha: Rafa Mora, Moncho Otero, Francisco Caro,Manuel López Azorín, Carmina Casala y Sesi García.

Para esta ocasión, y ya que Antonio no podía asistir a la presentación debido a su delicada salud, pedí a los poetas Francisco Caro, Carmina Casala y Sesi Garcíaque me acompañaran leyendo poemas de Sonetos y otros poemas.     y 
Igualmente invité a mis "cantapoetas favoritos" Rafa Mora y Moncho Otero a que pusieran música a algunos poemas del libro y a que los cantaran durante la presentación.

Así lo hicimos. Tras la presentación que hice del libro, leímos alternándonos Sesi García y yo, después lo hicieron Francisco CaroCarmina Casala y los poetas cantautores, primero nos cantó el soneto 12 "He venido a decirte que me quieres" Rafa Mora y se concluyó el acto con el poema musicalizado por  Moncho Otero: "Sierra de Córdoba".
El público asistente salió encantado y todo acabo como se había previsto: mostrando la poesía de Antonio Gala y reivindicando al poeta.

LIBRERÍA LÉ. Paseo de la Castellana. Madrid 
.
De izquierda a derecha: Rafael Soler, Carmina Casala, J. Álvaro Gómez, Manuel Rico, Rafa Mora, Juanlu Mora, Sesi García y delante de ellos Chelo Altable (editora) e Isabel Delgado.


La siguiente presentación que realizamos fue el 7 de octubre de 2016 en la Librería LÉ del Paseo de la Castellana de Madrid. 
En esta ocasión además de Carmina Casala y  Sesi García, que leyeron poemas del libro, lo hicieron también los poetas J. Álvaro Gómez, Isabel Delgado y Rafael Soler.

Man

Manuel Rico, poeta, narrador, periodista y en la actualidad presidente de la Asociación Colegial de Escritores de España (A.C.E.) y yo, entre lectura y lectura de poemas, fuimos hablando de Antonio Gala y de su poesía, contando alguna que otra anécdota, mostrando al poeta  y  reivindicando su poesía.
Los poetas cantautores, Juanlu Mora, Rafa Mora y Moncho Otero, nos ofrecieron los poemas musicalizados por ellos entre los aplausos de un público que siguió con interés todo el acto. 
Resultó, como el anterior, un hermoso acto de presentación y el público se marchó contento de haber asistido y con el libro en la mano. Sólo nos faltó que Antonio Gala hubiera podido asistir; pero su delicado estado de salud se lo impidió de nuevo.

Fundación Antonio  Gala: Córdoba
Enlace Fundación


El miércoles 23 de noviembre de 2016 a las 19,00 horas fue la nueva presentación en la Fundación Antonio Gala para jóvenes creadores creadoresC/ Ambrosio Morales nº 20. Córdoba.

 Ya que Antonio Gala no podría intervenir, los alumnos residentes en la Fundación leerían poemas de Sonetos y otros poemas tras mi presentación, y yo concluiría el acto leyendo, también, poemas del libro.
Así lo habíamos previsto José María Gala, director de la Fundación, y yo. 

Pero la grata sorpresa fue que el protagonista del acto de presentación de Sonetos y otros poemas, es decir Antonio Gala, apareció de pronto en la sala de reuniones donde habíamos programado el acto, según el director, para estar más cómodos y mas calientes, ya que en el salón grande (antigua capilla del Convento del Corpus Cristi donde se ubica la Fundación), además de tener mucha reverberación, no buena para leer poemas, al tener las puertas abiertas para el público resultaba muy fría.
Esa fue la excusa, pero lo cierto es que la verdadera razón fue que él sabía que Antonio Gala iba a asistir al acto y a intervenir, aunque no me dijeron que eso iba suceder, y Antonio, debido a su estadoprefería un lugar más recogido, más íntimo, menos frío.


Entró Antonio acompañado de su secretario, Luis y de su médico. Parecía muy cansado y dolorido , se acomodó tras sucederse una lluvia de flahses (la prensa sí debía haber sido advertida de la participación del autor) y yo sentí una enorme alegría al verle allí. Tras intercambias unas breves palabras con él, tras agradecerle su presencia, comenzó el acto José María GalaJ, dándome paso para iniciar la presentación de Sonetos y otros poemas.Sonetos y otros poe     


Foto del periódico digital Cordópolis realizada por Madero Cubero

Presentación:
Antonio Gala: primero que todo, poeta

Antonio Gala tuvo un día un sueño y este sueño, según palabras 

suyas fue el de crear esta Fundación: “Una especie de comunidad 

pitagórica en que, creadores de diversos orígenes, produjeran entre 

sí una especie de fecundación cruzada que los hiciese crecer 

recíprocamente y adentrarse en el entusiasmo donde la creación 

reside.”

Bien, pues esa idea no sólo se ha hecho realidad, sino que se ha ido expandiendo, ramificando y a propósito de ello Ben Clark, un poeta que fue alumno de esta fundación nos dice: “Y este es el gran logro: se ha creado una red inmensa pero a la vez muy particular, una red que, acaso, sólo pueda “pensar” Antonio Gala (diría que sólo él es capaz) pero que existe, la piense alguien o no, y que, como un árbol, extiende sus ramas y sus raíces por todo el mundo, ya, creando un vínculo entre personas que no se conocen, que quizá nunca lleguen a conocerse, pero que se saben conectados a través de las horas, los días, las semanas y los meses vividos  en un espacio soñado”¿Qué se puede decir más sobre este sueño de Antonio?  
 
Eirene Editorial, también soñó un proyecto  con una línea de 

valores  encuadrada en la bondad machadiana, la luz, el amor, la 

compasión (en el sentido griego de simpatía, de tratar con 

emociones), en la esperanza vital y también el compromiso social:

 un euro de cada libro de "Sonetos y otros poemas" que se venda la

 editorial lo dona a la Fundación Antonio Gala.

Esto es lo que ha movido este sueño. Una editorial pensada para 

autores jóvenes por los que apostar y por autores conocidos y 

reconocidos, para sentirnos orgullosos de ellos, incorporándolos a 

nuestra Colección Poesía. Y como pensamos que la poesía es una y 

diversa, en esta colección queremos soñar que voces propias, 

personales y diferentes, van enriqueciendo, con su maestría, lo que 

un día fue un sueño y libro a libro, se está convirtiendo en realidad. 

Hoy con la incorporación de Sonetos y otros poemas de Antonio 

Gala.    


Foto de Miguel Ángel Salas. Diario de Córdoba

Enlace: Crónica de Diario de Córdoba

En  enero de 2015 inicié el proceso de selección de este libro con el único propósito de reivindicar la poesía de Antonio Gala. En junio de ese año le envié a Antonio  la selección indicándole la razón que me movía a ordenar este libro,  pidiéndole que la leyera y me autorizase, si lo consideraba apropiado,  a  publicarlo.
Tardó, Antonio, siete largos meses en responder a mi petición. Entretanto, en diciembre fue nombrado autor del año por el CAL con la colaboración de la Junta de Andalucia para llevar a cabo durante 2016 un extenso e intenso programa de actividades en torno a la figura y la obra de Antonio Gala.

Debo confesar mi enorme alegría cuando supe la noticia, pero al mismo tiempo debo confesar también que sentí un cierto miedo, aun con la esperanza siempre de un final feliz, porque dado este nombramiento quizá Antonio ya no me autorizaría a publicar  este libro. No fue así. En enero de este año, recibí una nota en la que además de felicitarme el año, me decía: “perdona la prórroga poética, culpable: mi salud” y en aquel momento sentí que este libro se publicaría. Poco tiempo después, tras la autorización de Antonio, comenzamos a preparar su salida. Y yo fui feliz por la buena nueva de hacer mi reivindicación de Antonio Gala poeta con este volumen titulado “Sonetos y otros poemas”


Enlace:crónica de Cordópolis

Ustedes se preguntarán: ¿reivindicar la poesía de Antonio Gala, por qué?  Pues porque es un poeta que a pesar de ser el autor más vendido , no ya en otros géneros que también, sino como poeta, yo sentía  que Antonio  andaba relegado como tal, no ya sólo por falta de reconocimientos oficiales sino entre parte del propio mundo poético, me causa tristeza decirlo pero es así, parte del mundo poético que no parecía reconocer que Antonio Gala, poeta, nos había ofrecido con su poesía no sólo una maestría formal, tanto en lo clásico, en lo tradicional, como en el llamado verso blanco, los mejores ecos de todas las fuentes de las que había bebido ( ecos de Garcilaso, de San Juan de la Cruz, de Lope, Rilke, Juan Ramón, Machado, Cernuda, Hierro…y  de sus primaras aguas poéticas, sus primeras referencias, que fueron las del Cántico de Pablo García Baena y Ricardo Molina)
Aguas todas ( y muchas más que bebió desde su infancia) que le sirvieron para encontrar su propia voz, para ofrecernos una voz íntima y personal plena de lirismo, de belleza y de musical cadencia, perfectamente acompañada de una enorme carga emocional, que es , a mi juicio, lo que necesita todo poema para convertirse , sin artificios, sin ficciones, en una poesía verdadera, porque nace de la verdad, del pensamiento y del sentimiento, y muestra,  ya en la plenitud del amor, ya en el desgarro doloroso del amor , la más íntima y verdadera esencia del ser y de la soledad.
Y lo digo con un verso de Antonio: “porque  es la soledad el amor mismo”.


Esta era mi intención al preparar la selección de poemas para este libro que , primero que todo, quiso mostrar las sangrantes disciplinas de los sonetos de Antonio, comparables a los mejores y más grandes de los poetas del siglo de oro, pero con lenguaje del siglo XX, con el lenguaje propio de un maestro del lenguaje que a la búsqueda del conocimiento y con recursos expresivos con identidad propia, nos ha desnudado su alma en los sonetos y también en otras estrofas, en otros poemas, en otras publicaciones ( Enemigo intimo,  Testamento andaluz, Tobías desangelado...La deshora, La Acacia, Valverde, Meditación en Queronea...), y siempre , como he dicho, con una carga emocional tremenda porque en sus poemas,  ya con el golpe, ya con el abrazo, consigue  tocarnos los sentidos. Antonio posee recursos expresivos con identidad propia y su obra, es la obra de un poeta que transmite vivencias irrepetibles. Y por ello queremos mostrarla. Y por ello le reivindicamos como poeta.
Leer la poesía de Antonio Gala  es penetrar en su mundo, en su vida, en su sentimiento y en su pensamiento, y hacer nuestra su voz e identificarnos con su palabra. Yo, personalmente lo he constatado en las presentaciones que hemos hecho en Madrid: el público, de todas las edades, que ha escuchado sus poemas  en la voz de otros poetas me lo ha manifestado,  y muchos jóvenes de ahora están  descubriendo al poeta Antonio Gala. Uno de ellos, entre muchos, Víctor González , que  escribe y reseña en Libros y Literatura ha dicho: “Gala consigue crear un respiro dentro del mal de amor con soluciones, con remedios, con recetas en forma de poema para una enfermedad o un virus del que todos nos infectamos alguna vez.” Y este muchacho no había leído nunca la poesía de Gala, con lo cual se suma a los muchísimos lectores que tiene Antonio.
Antonio Gala Leyendo 3 sonetos
Antonio Gala, lo decía antes, fue nombrado Autor del Año 2016 por el Centro Andaluz de las Letras en diciembre de 2015. Un merecido reconocimiento que  vino, desde Andalucía, a mitigar algo el inexplicable olvido de los reconocimientos oficiales (Claro que todos sus galardones, que son muchos, han venido a hacerlo y a nuestro poeta pienso que eso ya no le preocupa).
Y es que, por un lado, ese pecado capital, de obviar a quien  destaca,  a quien sobresale, de no reconocer sus méritos, tan arraigado en esta España nuestra, (y no me refiero ahora a la parte oficial sino a la de la poesía),es muy común en esa parte del mundo poético que seguramente no lo ha leído y si acaso lo ha hecho no quiere valorarlo.
Y por otro, porque si el reconocimiento oficial no se ha producido ha debido de ser por el espíritu crítico de un creador que ante todo y por todo ha luchado siempre por la libertad general y por su particular libertad. Una libertad que, para no perderla, le ha llevado a ser el poeta del amor, del desamor y de la soledad, sus grandes y recurrentes temas poéticos, sus grandes temas vivenciales.

Pero Antonio, repito, cuenta con el mayor de los reconocimientos: el de los miles y miles de lectores que le siguen y le leen y le admiran.
Estaba previsto que Antonio escribiera unas palabras para esta edición; pero, al no haber sido posible, nos envió  una especial dedicatoria acompañada de su firma autógrafa para que, de este modo cada lectora o lector que acceda a este libro, sienta que Antonio se lo dedica personalmente. Su delicada salud le hizo pensar en esta fórmula  porque quería agradecer  a todas y cada una de las personas que se adentren en la lectura de este libro su fidelidad para con él. Y, como poeta, desea que ésta sea una lectura en la que podáis encontrar – como fue su deseo al escribir estos poemas – la  solidaridad del amor y la luz que lo iluminó.
Eirene  Editorial y naturalmente yo, nos sentimos orgullosos y felices  de tener en la Colección Poesía, esta esencial selección de poemas que pretende mostrar  al Antonio Gala poeta  con su maestría formal, su plenitud de ritmo y su enorme carga emocional.
Para concluir les diré a todos: leedlo, valoradlo, sentidlo y disfrutadlo, porque  Antonio Gala es poeta, un grandísimo poeta, por encima de todo.
Manuel López Azorín

23 de noviembre de 2016

Ana Martín y Antonio Saludándose

Antonio siguió y aplaudió la presentación y dí paso a los alumnos residentes para la lectura de poemas. Siete  de ellos, los alumnos de creación literaria, fueron leyendo uno tras otros poemas, elegidos por ellos, de Sonetos y otros poemasSbajo la atenta mirada de Antonio que, en algún momento comentó con su médico: "¿Eso lo he escrito yo?. Tras concluir los alumnos me acerqué al atril y le dije : Antonio, ahora voy a leer yo tres poemas tuyos, nada más porque ya que estás tú aquí quiero pedirte que seas tú quien concluya esta lectura leyendo algún poema. Antonio, para mi alegría, asintió y tras leer yo los tres poemas, me acerqué para ayudarle a levantarse, fuimos hasta el atril (dos metros mas o menos de distancia) y según nos íbamos acercando el Antonio Gala que apareció agachado y dolorido fue transformándose en el Antonio de siempre (la poesía es capaz de hacer estos milagros), erguido y, aunque comenzó con la voz un tanto apagada,  fue creciéndose en la lectura. Nos leyó tres de los sonetos: el número 6 cuyo primer verso es "La luna nos buscó desde su almena," el número 13: "Desembocara junio en el verano" y el soneto número 58, que es el que ilustra la contraportada, ¿Quién podría decirle qué bien huele..." Soneto que agradecí mucho que leyera ya que es el primer poema manuscrito que Antonio, hace ya más de 24 años me había regalado y que yo quise, por ese motivo, colocarlo en la contraportada.
Cuando acabó de leer este soneto nº 58, me pareció que Antonio tenía más ganas de leer, me acerqué a él y se lo pregunté. Me dijo:
sí, pero estoy muy cansado y dolorido. Y así concluimos.Con un enorme aplauso a este cordobés universal que, para mi alegría, se presentó, me acompañó y cerró esta presentación de su libro. Un libro que, seleccionado y prologado por mí, se publicó cuando él me dio su visto bueno, sin que cambiara Antonio, una coma. Gracias. 

Os dejo aquí el video de una antigua lectura de Antonio Gala que se llevó a cabo el 1 de octubre de 1993, para inaugurar el II Ciclo de Tertulias de Autor (Tertulias por las que ya habían pasado poetas como Claudio Rodríguez, Pablo García Baena,Rafael Morales, Félix Grande y José Hierro entre otros.


                               "TERTULIAS DE AUTOR"
                                           Autor invitado:
                                        Antonio Gala



  
Os dejo este video porque pienso que es un documento importante. Tertulias de Autor fue, en la década de los noventa del siglo xx, una gran aportación a la poesía pues en estas Tertulias, realizadas en directo por Canal Norte TV (hoy Canal Norte Digital), vinieron a leer invitados muchos de los más prestigiosos poetas del panorama poético español. Esta fue la lectura de Antonio Gala, cuatro años antes de que se publicaran sus Poemas de amor.Casi quinietas personas se congregaron en el salón de actos de Centro municipal de servicios de Rosa Luxemburgo, en San Sebastián de los Reyes (Madrid) para escuchar al poeta Antonio Gala. Tanto que hubo que habilitar, en el gran pasillo de entrada al salón, un monitor de TV para que el púbico que no pudo acceder al salón pudiera seguirlo y escucharlo.

Manuel López Azorín